Arte para todos

Una novedosa técnica llamada didú ha hecho posible que las personas invidentes puedan acceder a las obras de arte expuestas en los museos. El primero en aplicar este proyecto pionero en accesibilidad ha sido el Museo de Bellas Artes de Bilbao, consiguiendo así que las personas con discapacidad visual puedan experimentar el arte a través del tacto. La técnica consiste en conferir texturas y un relieve a las imágenes planas, adquiriendo tridimensionalidad. De esta forma, el cuadro queda reproducido en relieve para que, mediante el tacto, se puedan explorar las texturas y los volúmenes hasta de los detalles más insignificantes, que ahora cobran una nueva dimensión en la comprensión de la composición y del tema de cada obra, lo que, además, se acompaña de la locución de una audioguía.

 

Fuente: reportaje de Suzana Mihalic para XL Semanal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s