Coge aire

El aire es vida, entramos al mundo con una inspiración y nos vamos con una espiración. Se puede aguantar muchos días sin comer ni beber, pero no llegaríamos a unos cuantos minutos sin respirar. La forma en que respiramos es una de las cosas que más influye en  nuestra vitalidad y serenidad. Es esencial saber cómo respirar y cómo controlar y ejercitar nuestra respiración. Hacerlo bien procura, entre otras cosas, calma interior, limpia el organismo y ayuda al dominio de la mente.

Para respirar correctamente, el primer paso es inspirar comenzando en la parte alta del pecho para terminar en la parte baja de los pulmones, que al inflarse de aire mueven el diafragma y se abulta el estómago. La espiración lleva el recorrido inverso. El objetivo final es respirar correctamente en nuestro día a día, relajando la respiración y haciéndola predominantemente abdominal, menos profunda y más suave, evitando, sobre todo, la hiperventilación, con el fin de mejorar nuestra calidad de vida física y anímica. Estudios científicos recientes corroboran el vínculo entre la respiración y el funcionamiento de nuestros órganos vitales, como el cerebro.

Fuente: reportaje de Lucía Fernández Altuna para XL Semanal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s